Noticias de prensa:

Desalojan dos colegios en Garrucha y Mojácar y la nieve ya cae en Las Menas

En el Levante se recogieron más de 70 litros/m2 · Hoy se mantiene la alerta amarilla

Norberto López – Agencias / Almería, temporal | Actualizado 25.11.2011 – 05:01

zoom Un bombero durante la evacuación en el colegio Bartolomé Flores. 
 
Las fuertes precipitaciones que se recogieron ayer en toda la comarca del Levante que superaron en diversos puntos los 70 litros por metro cuadrado provocaron numerosos quebraderos de cabeza y más de un susto a diversos colegios de la zona. Concretamente, las intensas lluvias provocaron la inundación de numerosos bajos de viviendas y locales, así como de dos colegios de Mojácar y Garrucha, según han informado a Efe y Europa Press fuentes de los Bomberos de Turre.Cuatro aulas prefabricadas del colegio de Garrucha Ex Mari Orta en las que estudian 120 niños de Infantil tuvieron que ser desalojadas ante la entrada de agua en las instalaciones. El delegado de Educación José Cara dio el visto bueno al llamamiento por parte de la Guardia Civil para proceder con el desalojo .Similar situación aunque en menor gravedad tuvo lugar en otro centro de Mojácar, el Bartolomé Flores, que sufrió inundaciones en las zonas comunes pero ha podido mantener la actividad docente al encontrarse las aulas en una zona elevada, han precisado fuentes de la Delegación de Educación de la Junta en Almería. Lo que sí se suspendieron fueron el comedor y las actividades extraescolares.

No obstante, algunos padres decidieron recoger a sus hijos con antelación ante el temor de que se produjeran inundaciones que pudieran complicar el acceso al centro y es que el pluviómetro del colegio de Mojácar recogía 77 litros de agua en una sola hora, han apuntado desde la Delegación provincial de Educación.

Debido a estas fuertes precipitaciones, los Bomberos de Turre recibieron numerosas llamadas a lo largo de toda la mañana por inundaciones en bajos, locales, garajes, y algunas calles, especialmente en la zona baja de Mojácar, lo que provocó que los trabajos de achique se prolongasen durante toda la tarde de ayer.