Carta de una maestra dirigida a todos la comunidad educativa de nuestro centro.

Queridísimo Bartolomé Flores:
casi tuve que salir “de puntillas” de ti y apenas pudimos despedirnos…no hay día que no os recuerde y os extrañe muchísimo. Los duendes me van contando muchas cosas de vosotros y, lo que más feliz me hace, es saber que todo os va estupendo.
Hoy os escribo para contaros que ya nos queda menos para volver a encontrarnos y, en cuanto pueda, no dudéis que os visitaré para darnos ese abrazo pendiente.
Ahora se aproximan unas fechas muy mágicas y quisiera mandaros un mensaje en “3S”…casi todos los niños/as que estuvieron conmigo ya se lo saben. Sólo son tres palabras pero encierran la verdadera felicidad…
SENTIR, SONREIR Y SOÑAR
SENTID todo lo que hagáis; debéis hacer todo con el corazón siempre puesto en cada gesto y a todo lo que nos rodea…nada puede llegar más lejos que lo que se hace con amor.
SONREID, que nunca os falte la sonrisa…reid a carcajadas y compartidlo…la vida es una alegría si se sabe llevar con humor y, pese a cualquier circunstancia, hay que estar contento por vivir.

Y, SOÑAD,…nunca dejéis de soñar. Los deseos que se persiguen, con el alma puesto en ellos, nos harán volar siempre para alcanzarlos. ¡Es más!, os digo un secreto…los sueños se cumplen.

Y ya me despido; espero veros muy pronto…desearos mucha ilusión, esperanza y magia para seguir con ánimo.
Hasta que podamos volver a vernos, os llevo en mi corazón de una forma muy especial, casi tan especial como sois todos/as vosotros /as …toda esa maravillosa comunidad educativa de mi queridísimo Bartolomé Flores,
Os envío mi esencia…mi nombre…mucha, mucha PAZ.
FELICES FIESTAS 2020.

Paz Ortega Jurado